Cajas municipales: sus inicios y retos para dar créditos en zonas rurales

Primera oficina de la CMAC Piura. Fuente: FEPCMAC.

Las cajas municipales conforman el sector microfinanzas junto a empresas financieras, Mibanco, Cajas Rurales, Edpymes y la Caja Metropolitana de Lima.

INICIOS: la influencia alemana

Las Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (CMAC) tienen presencia en el mercado peruano desde 1982, cuando en Piura se creó la CMAC Piura, y ahora están a nivel nacional, siendo la Caja Huancayo que con sus 120 agencias opera en todas las regiones del país, al igual que el mayor banco privado del país: BCP (Banco de Crédito del Perú).

Los objetivos estratégicos de la creación de las cajas municipales eran:

-Democratizar el crédito.

-Descentralizar y profundizar el sistema financiero peruano que en esos años estaba concentrado en Lima.

En los primeros años de creación de las cajas municipales fue importante la presencia de la Cooperación Técnica Alemana GTZ (1985), la cual impulsó el proyecto de creación de nuevas CMAC, estableciendo los principios de gestión para administrar una caja municipal. GTZ también definió los órganos de gobierno que hasta ahora existen en las CMAC como la Junta General de Accionistas, el Comité Directivo que ahora se llama Directorio y la Gerencia Mancomunada.

También apoyaron la creación de un centro de capacitación en Piura, donde los interesados en laborar en una CMAC realizaban cursos de 2 a 3 meses y quienes lo aprobaban podían firmar un contrato de trabajo. En aquellos años (década de los 80 y 90) los gerentes especializados en microfinanzas recibieron sólida formación alemana, gestándose así las bases o pilares del microcrédito.

En los inicios del microcrédito en el Perú, cuando nació la Caja de Piura se daban créditos con garantías de televisores, refrigeradoras, equipos de sonido, pero con el Fenómeno de El Niño de 1983 se inundaron los depósitos de la Caja Piura y se perdieron las garantías. En ese contexto, los alemanes observaron que varios poseían joyas de oro y plata que podían actuar como garantía. De esa manera, los alemanes propusieron el crédito prendario (joyas de oro y plata), desarrollando un modelo de tecnología crediticia orientado a la micro y pequeña empresa. Así nació el producto del crédito prendario que hasta ahora existe.

Mientras tanto, la banca comercial de aquellos años veían a las micro y pequeñas empresas operando en la informalidad, sin llevar contabilidad, sin garantías, siendo un gran riesgo para prestarles dinero. Pero los alemanes desarrollaron en las cajas municipales un modelo de negocio de tecnología crediticia que “revolucionó” el sistema financiero peruano, sobre cómo otorgar un crédito a la micro y pequeña empresa que en ese entonces no era atendida por la banca comercial.

Los alemanes perfeccionaron el modelo de negocio y sentaron las bases desde la estructura de gobierno, política de otorgamiento de créditos, para el surgimiento de las cajas municipales de Piura, Trujillo, Del Santa, Arequipa, Sullana, Maynas, Cusco, Huancayo, Ica, Paita, Pisco, Tacna y Chincha. (son 11 cajas)

Sus aportes están comprendidos en el Decreto Supremo 157-90-EF, estableciendo la autonomía de la gestión financiera, procurando que la gestión sea técnica, practicando los principios para combatir la usura.

Fuente: FEPCMAC

 

Propiedad de las cajas municipales

Las cajas municipales no son empresas del Estado. Las cajas son empresas de régimen privado, se rigen bajo la Ley de Sociedades, son Sociedades Anónimas, supervisadas por la SBS. Legalmente son de propiedad de los municipios, pero la gestión de las cajas es autónoma financiera y administrativamente, tienen un gobierno corporativo.

“Los municipios no tienen mayor injerencia más que participar en 2 actos formales por ser cajas municipales y ser accionista único para adecuarse a la Ley de Sociedades por la ley del sistema financiero que dispuso la Junta de Accionistas: 1) aprobar los estados financieros auditados en el primer semestre del año del ejercicio ya concluido; y 2) De los 7 directores, los municipios designan a tres directores”, explicó el presidente de la Federación Peruana de Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (FEPCMAC), Jorge Solís.

Las cajas no las gestiona el municipio a diferencia de la Caja Metropolitana de Lima que sí es la única  gestionada directamente por la Municipalidad Metropolitana de Lima y sí es una empresa municipal.

“Las acciones que corresponden al municipio van a generarle utilidades destinadas a la ejecución de obras. En realidad el propietario de las cajas es el pueblo, son patrimonio de la población de las ciudades, por eso las cajas tienen arraigo en sus lugares de origen”, sostuvo Jorge Solís.

 

DESARROLLO

Las cajas municipales nacen con un principio de territorialidad. Cuando una caja surge de una provincia, la ley establecía que estas cajas no podían participar en el mercado de las otras cajas.

Las cajas tomaron el  modelo de las Sparkassen alemanas (cajas de ahorro alemanas), donde se rige el principio de territorialidad. Cada caja tiene un área geográfica y no compite en otra jurisdicción sino que se hagan fuertes en sus zonas.

Bajo esa inspiración nacieron las cajas, pero a partir del año 2002 cuando se modifica la ley, se dio la posibilidad a las cajas de poder intervenir en otros territorios, ciudades sede de otras cajas, entonces se quiebra ese principio de territorialidad y todas las cajas comienzan a competir entre todas.

Esta competencia llevó a que las cajas, en el afán de ser más innovadoras, tengan sus propias simbologías, para diferenciarse con otros logos o características (como el logo de la Caja Arequipa), por un tema de marketing, pero que responden al sistema.

En cambio, las Sparkaseen alemanas sí mantienen el mismo símbolo, logo, así como un mismo protocolo en la atención a los usuarios a pesar de ser distintas cajas.

“Pero es una sana competencia lo que se vive en Perú, todas las cajas somos hermanas, estamos organizados en un mismo sistema. Lo importante es el modelo, se mantiene el mismo modelo de gestión, y se mantiene la cultura corporativa y están inspirados en una misma cultura”, remarcó Jorge Solís.

 

Fuente: www.cryptocoinsnews.com

 

Situación actual

En el Perú, las 11 cajas se agrupan en la Federación Peruana de Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (FEPCMAC), y que también integra al FOPCMAC que es el fondo de las Cajas Municipales que actúa como una banca de segundo piso, siendo un brazo financiero.

El 88% de las operaciones de las cajas se realiza fuera de Lima, en provincias y lugares más recónditos como el VRAEM, Pichari e Iquitos, donde los analistas se movilizan por río para dar créditos a microempresas.

Las cajas están supervisadas por la SBS y tienen una oficialía de cumplimiento para prevenir el lavado de activos y financiamiento del terrorismo. Las cajas están alineados a los acuerdos de Basilea (supervisión del sistema financiero) y normas de la SBS.

Hay más de 700 agencias de cajas en el Perú. Han creado CMAC Móvil, parecido al BIM (Billetera móvil) para hacer operaciones como consulta de saldo y hasta transferencias de ahorro a través de celulares.

No obstante, el presidente de la FEPCMAC, Jorge Solís, también reconoce que hay cajas que presentan altos ratios de morosidad, considerando que son cajas de menor desarrollo. La FEPCMAC puede presentar a las cajas unos planes de reactivación para ayudarlos a tener mejores indicadores.

 

RETOS

Los retos de las cajas son seguir creciendo en nichos muy grandes: En el Perú hay 2 millones de microempresarios que todavía no tienen acceso a servicios financieros, y son clientes potenciales de las cajas.

En Perú solo el 2% de la población rural, la zona más excluída y menos bancarizada, tiene acceso a servicios financieros.

“La zona urbana y periurbana todavía falta ser atendida pero hay sectores que están sumamente desatendidos como son la población rural por eso vamos a penetrar más en las zonas rurales”, afirma Jorge Solís, quien considera que las cajas pueden lograr mayor impacto si participan en la Ley de Obras por Impuestos.

“Al año las cajas pagan alrededor de 400 millones de soles por Impuesto a la Renta. Las cajas conocen las necesidades de las regiones y pueden impactar con obras con más eficacia al estar más cerca de la comunidad y el municipio. Las obras de gran impacto se hicieron con las utilidades de las cajas”, añadió Solís.

Otro de los retos es la aspiración de abrir oficinas en el extranjero.

“Esta aspiración es por una sencilla razón: en el Microscopio Global (informe anual sobre inclusión financiera) que todos los años auspicia el BID y lo publica The Economist Intelligent, el Perú es líder en microfinanzas, tiene el mejor entorno para el desarrollo de microfinanzas por 9 años consecutivos. Entonces las cajas somos los líderes, los referentes de las microfinanzas en el país y por lo tanto tenemos una tecnología exportable, y es por eso que queremos salir afuera, tenemos los pantalones muy largo, estamos muy maduros y mucho más avanzados que países vecinos en la inclusión financiera y esa es nuestra fortaleza”, concluyó Jorge Solís.

Fuente: Elaborado por empreNDE.pe con información de FEPCMAC y declaraciones del presidente de la FEPCMAC, Javier Solís.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *