Corprotex ve difícil volver a exportar ropa a Venezuela

Corprotex ve difícil volver a exportar ropa a Venezuela

Al exportar a Venezuela el dólar no paraba de subir y así no podía competir, dijo Mirella León, gerente general de Corprotex.

La Corporación de Productos Textiles (Corprotex), dueña de las marcas Kamell Kids ropa para niños y Picarin’s prendas para bebé, está viendo más complicado volver a vender sus confecciones en Venezuela, dijo su gerente general, Mirella León.

“Si mejora la situación económica de Venezuela podremos regresar pues es un excelente mercado para ropa de bebés. Pero lamentablemente volver a ese país está difícil porque el dólar cada día está subiendo”, comentó León.

Corprotex vendía sus prendas de vestir en la moneda venezolana, el bolívar, que luego los convertía en dólares. Pero tuvo que retirarse del mercado al ver que cada día necesitaba más bólivares para cambiarlos por la moneda estadounidense.

“Cuando nosotros comenzábamos a exportar a Venezuela, cada dólar costaba 4 bolívares, luego subió a 10, 12, 20 bolívares y no paraba de aumentar. Con un dólar caro no podíamos competir. Por eso nos retiramos y ahora estamos apostando 100% en el mercado peruano”, explicó.

León ha observado que otras empresas peruanas y extranjeras que operaban en Venezuela han abandonado ese mercado, y están orientando su producción a sus países de origen y otros mercados de América Latina.

Corprotex es una pequeña empresa del emporio de confecciones de Gamarra, con una producción mensual de 3 mil a 4 mil prendas de ropa de niños, niñas y bebés.

“Somos una empresa pequeña, estamos avanzado poco a poco pero seguros. Nos gustaría exportar nuestras prendas de algodón a Chile que es un buen mercado o también a Brasil”, expresó León.

León tiene entre sus colaboradores a Miguel Pereda, quien se ha dedicado a la confección de prendas de bebé. El taller de Corprotex está ubicado en la galería Paraíso, situado en el Jr. Sebastián Barranca 1556, interior B-807, octavo piso, distrito limeño de La Victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *