Laboratoria y los tres problemas convertidos en oportunidad para dar empleabilidad a las mujeres

Mariana Costa Checa durante su participación en el GDayX Lima 2014. Fuente: Guillermo Cubillas

Mariana Costa Checa durante su participación en el GDayX Lima 2014. Fuente: Guillermo Cubillas

<laboratoria> enseña a jóvenes mujeres a crear productos digitales a fin de insertarlas en la creciente economía digital del Perú.

Laboratoria capacita en el manejo de los códigos fuentes (<>) de programación a ese talento femenino que hoy día muchas veces se pierde por la falta de oportunidades. Mariana Costa Checa, CEO de Laboratoria, explicó cómo tres problemas se convirtieron en oportunidad para dar empleabilidad a las jóvenes mujeres en el desarrollo web.

“Cuando hace un año y medio estuve trabajando en una agencia digital encontré un problema de que era muy difícil encontrar buenos desarrolladores web. Sentí que había una oportunidad muy grande para capacitar a gente de manera más efectiva en el tipo de desarrollo web que requiere el mercado”, dijo Costa Checa.

El siguiente factor se podría presentar como un problema al darse la percepción de que las personas con carreras universitarias son más demandadas que las de carreras técnicas. Pero algo distinto ocurre en el mundo del desarrollo web.

“Identifiqué que el desarrollo web es un campo donde el título universitario en realidad no es un requisito para llegar lejos. Hay un montón de programadores autodidactas, y muchas empresas no tienen prejuicio contra eso, por el contrario es bien visto”, comenta Mariana.

El tercer problema es que en los eventos de tecnología y emprendimiento había pocas mujeres participando, siendo más evidente en las conferencias de programación y desarrollo web.

“Para una empresa que hace desarrollo de software es complicado formar un equipo diverso porque no hay muchas mujeres capacitadas en lenguaje de programación”, añadió Costa Checa durante su reciente participación en el evento GDayX Lima 2014.

“Uniendo estas tres cosas, vimos la oportunidad de crear un emprendimiento de capacitar de manera superpráctica a las mujeres jóvenes en un tema de alta demanda del mercado como es el desarrollo web, más aún cuando hay tan pocas mujeres en este campo, y qué mejor que sean chicas con difícil acceso a una educación superior de calidad“, expresó.

Pero la creación y desarrollo de Laboratoria no ha sido fácil: “Al ser un emprendimiento social, nuestra meta es compleja porque es cambiar la vida de una chica y eso implica un montón de cosas, desde encontrar a la chica adecuada que aplique al programa, formarla de la mejor manera en un periodo de seis meses, y lograr que de nunca haber trabajado o tenido un empleo formal pase a laborar con éxito en una compañía y su empleabilidad pueda ser sostenible”.

Mariana Costa Checa reconoció que el reto de formar mujeres programadoras no lo podía realizar sola y “hasta hubiera tirado la toalla”.

Por eso se muestra agradecida de tener un equipo de personas que la apoyan y mutuamente recuerdan “que al final del día somos un proyecto que trabaja por darle una mejor oportunidad a ese talento que hoy día muchas veces se pierde, y eso nos permite salir adelante en los momentos difíciles”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *