Los 3 brazos del Estado peruano para fomentar la innovación y el emprendimiento

Alejandro Bernaola Fuente Timov

Alejandro Bernaola. Fuente: Timov

 

Fondos concursables, incentivos tributarios, y promoción de eventos innovadores, son las tres herramientas del Estado para impulsar la innovación.

Alejandro Bernaola, Director General de Innovación, Transferencia Tecnológica y Servicios Empresarial, del Ministerio de la Producción (PRODUCE), participó en la II Noche de Innovación, organizada por Timov, donde dio a conocer las 3 herramientas que tiene el Estado peruano para promover la innovación y el emprendimiento.

1. FONDOS CONCURSABLES

Los fondos concursables en el Perú se iniciaron hace casi 20 años con INCAGRO (Proyecto de Investigación y Extensión Agrícola) que contó con los recursos del Banco Mundial. A través de este fondo concursable se entregaban recursos para proyectos de investigación en el agro. En una segunda etapa del proyecto INCAGRO se hablaba de proyectos de innovación en el sector agrario.

En el 2007 se impulsa el primer proyecto FINCYT (Fondo para la Innovación, Ciencia y Tecnología) de 35 millones de dólares para financiar proyectos de ciencia, tecnología, y de innovación empresarial. La buena experiencia que se tuvo con el FINCYT hizo que el Ministerio de Economía y Finanzas  creara el FIDECOM (Fondo de Investigación y Desarrollo para la Competitividad), el cual permite al Ministerio de la Producción, a través de INNÓVATE PERÚ, continuar en la asignación de estas líneas de financiamiento para los proyectos de ciencia, tecnología e innovación.

Luego se implementó el FINCYT 2 donde pasamos de 35 millones a 100 millones de dólares para líneas de financiamiento en proyectos de ciencia tecnología e innovación. El FINCYT 2 está llegando a su recta final, y los recursos se han venido acabando.

Si sumamos los FINCYT 1 y 2, y FIDECOM, obtenemos que casi el 50% de los recursos se han destinado para financiar proyectos en el agro, pero ha habido muy poca participación de la industria. Esto es algo que queremos corregir en la siguientes operaciones de endeudamiento.

En el camino de seguir con los fondos concursables, el Estado viene negociando con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) la tercera operación que será por 100 millones de dólares exclusivamente para líneas de financiamiento de proyectos de innovación.

De manera paralela el CONCYTEC (Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica) está cerrando su proyecto con el Banco Mundial por 100 millones de dólares para financiamiento de proyectos de ciencia y tecnología, a fin de impulsar líneas de investigación básica, adaptativa, transferencia tecnológica, así como para alentar a los profesionales peruanos o extranjeros para que vengan a los centros de investigación en el Perú.

También sectorialmente han surgido nuevos  fondos. Por ejemplo el Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI), a través del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA),  maneja el Programa Nacional de Innovación Agraria que cuenta con casi 150 millones (de soles) en líneas para continuar lo que vendría a ser un “INCAGRO 3”.

A su vez, el Ministerio de la Producción con el Banco Mundial están impulsando un proyecto de innovación en temas de pesca. (Cabe anotar que para impulsar el emprendimiento el Ministerio de la Producción ha lanzado el fondo de recursos no reembolsables Startup Perú, donde se presentan proyectos de emprendimientos con base tecnológica para conseguir financiamiento que los convierta en realidad o los acelere).

“La cantidad de recursos que se están siguiendo en estos fondos concursables ha pasado de 35 millones de dólares en el 2007 a más de 2,000 millones de soles”, comentó Alejandro Bernaola. Sin embargo, reconoció que trabajar solo con el brazo de los fondos concursables no es suficiente para promover la innovación y el emprendimiento.

2. INCENTIVOS TRIBUTARIOS

El 12 de marzo de 2015 el Estado peruano promulgó la  Ley de Promoción de la Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación Tecnológica, la cual aumenta los incentivos tributarios para proyectos de investigación, desarrollo e innovación (I + D+ i). La ley señala que los gastos que realicen las empresas en proyectos I+D+i van a poder ser deducidos hasta el 175% a la hora del cálculo del pago del Impuesto a la Renta (IR), previa aprobación del proyecto por parte del CONCYTEC.

Vale recordar que para el cálculo del pago del IR de las empresas, en términos sencillos se suman los ingresos y se restan los gastos, obteniéndose la renta sobre la cual se aplicará el impuesto. La deducción son los gastos de la empresa para generar esa renta. De esa manera, por cada sol que la empresa gastó en proyectos de innovación, la Sunat lo considerará como si hubiese gastado un sol con 75 céntimos (175%), reduciéndose la renta y por ende disminuye el pago del IR.

“Por cada sol del gasto del proyecto, va a ser deducido a 1.75 soles, o sea que el subsidio del Estado representa más o menos el 49% del pago de IR que se va a ahorrar. Esto es acompañar a la empresa en su proceso de innovación”, afirmó Bernaola.

El Ministerio de la Producción junto con el CONCYTEC han consensuado una propuesta de reglamento de la ley, la cual ya está en el escritorio del Ministerio de Economía y Finanzas para que la Sunat emita su opinión.

“Esperamos que en julio de 2015 se apruebe el reglamento. Al ser un tema tributario, la ley entrará en funcionamiento a paritr del 1 de enero de 2016”, añadió Bernaola.

3. AUSPICIO Y DIFUSIÓN DE LA INNOVACIÓN

Para mover este tercer brazo, el PRODUCE ha asignado un presupuesto que será aumentado para el 2016, con el objetivo de auspiciar, patrocinar, promover toda una serie de eventos, como la II Noche de Innovación, foros regionales como el primer Foro Regional de Innovación que se realizó el PRODUCE en Piura el 7 de mayo de 2015.

El segundo Foro Regional de Innovación se hizo el 30 de junio en Tacna, y el tercero en la región San Martín el 23 de julio.

“Vamos a hacerlo uno por mes. La idea de estos foros es poner el tema de la innovación en la agenda pública empresarial de cada una de las regiones. Al revisar todos los fondos concursables, casi el 70% de las empresas que ganan son de Lima, cuando se trata de fondos a nivel nacional y para todos los sectores y empresas de todos los tamaños. Hay un tema de capacidades concentradas en Lima, y queremos trabajar con cada una de las regiones e impulsar sus ecosistemas de innovación y emprendimiento”, expresó Bernaola..

Una vez que se terminen de realizar los primeros tres foros, se conformarán equipos de cada una de las regiones para que lleguen a Lima para estar en contacto con funcionarios del MEF, CONCYTEC, PRODUCE, así como las incubadoras de empresas, y que se reúnan con las startups del ecosistema.

“Vamos a apoyar a la institución de la región que quiera liderar el fomento de la innovacion, y más adelante podemos llevarlos afuera para que conozcan otras realidades”, agregó.

El PRODUCE está buscando descentralizar el tema de la innovación, dado que “cuando revisamos el presupuesto de los gobiernos regionales y locales, vemos que no asignan recursos ni para temas de innovación ni para temas de emprendimiento. Queremos ver si esta Ley de PROCOMPITE* se puede tomar recursos para que lo ejecuten”.

Estos son los 3 brazos en los cuales el Estado tiene un rol para impulsar la innovación, como factor de crecimiento sostenible en el corto plazo, concluyó Bernaola.

*La Ley29337–Ley de PROCOMPITE permite a los Gobiernos Regionales y Locales implementar fondos concursables para el co-financiamiento de propuestas productivas (planes de negocios) presentados por una organización de pequeños productores de cadenas productivas que el gobierno subnacional haya priorizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *