MaCTec: la mini academia de ciencia para niñas logró apoyo de HP Inc

Taller de ciencia de MaCTec. Fuente: MaCTec Perú.

El primer fondo para dar sostenibilidad a MaCTec no vino de Perú sino de Silicon Valley Foundation de EE.UU., con el apoyo de HP Inc.

MaCTec Perú es la mini academia donde las niñas conocen sobre la ciencia y tecnología de una manera más experimental y de la mano de científicos.

En MaCTec las niñas no tienen miedo a decir “no sé” pues no hay un profesor que las desapruebe porque en el mundo de la ciencia decir “no sé, pero vamos a explorar” les abre un abanico de oportunidades al conocimiento, dijo Johanna Johnson, bióloga y cofundadora de MaCTec Perú, durante su participación en el panel “Divulgación de la ciencia y tecnología en contextos educativos” del I Encuentro de Divulgadores Científicos, organizo por Concytec y la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

empreNDE.pe conversó con Johanna Johnson para conocer más acerca de este emprendimiento social educativo que está enseñando ciencia a 40 niñas desde abril hasta noviembre, y busca captar fondos para llegar a más niñas.

ENTREVISTA

¿Qué es MaCTec?

Es la Mini Academia de Ciencia y Tecnología, es una organización social educativa sin fines de lucro donde las niñas tiene la oportunidad de equivocarse, donde todas las preguntas son válidas, no hay ideas erradas. Esto no es un salón de clases ni es un colegio, es una academia donde las niñas son libres de preguntar y equivocarse, a diferencia de un colegio donde si te equivocas no puedes pasar de año escolar. Para MaCTec equivocarse es parte del aprendizaje pues desde que aprendemos a caminar, caernos es parte del progreso para saber cómo caminar. Equivocarse no es malo, al contrario, es súper bien porque te permite aprender y eso es lo que todos necesitamos de las niñas.

Se dirigen a las niñas porque creen que al estar con los niños se cohíben o cuáles son las razones

Esa no es la razón por la que MaCTec esté dirigida a niñas. En MaCTec seguimos un proverbio: educa a una niña y educarás a una comunidad. Ese proverbio está basado en estadísticas que señalan que una mujer reinvierte el 90% de los ingresos en su familia mientras que un hombre lo hace entre el 30% y 60%. Esto lo podemos ver no solo por el esfuerzo de las madres y abuelas que velan por la educación de sus hijas y nietas sino también lo vemos todos los sábados donde la mayoría de personas que llevan a sus niñas son las madres que están pendientes de ellas y así están reinvirtiendo en su hogar para que reciban la mejor educación y en el mejor momento.

Además nos dirigimos a las niñas porque no podemos cerrar los ojos ante una sociedad donde la ciencia ha sido esquiva para las mujeres, por ejemplo en los años 50 Rosalin Franklin pudo “fotografiar” por primera vez la estructura de la doble hélice del ADN pero su investigación no fue reconocida de la misma manera como lo hicieron con los estudios de Watson y Crick.

¿Quiénes enseñan ciencia a las niñas?

Los talleres los dirigen científicos reconocidos a nivel nacional e internacional. Haciendo un paréntesis, acá se piensa que por tener un cartón en ciencias uno ya puede ser científico, pero los científicos son también las personas dirigen un laboratorio, que hacen ciencia en el día a día o que tienen esa experiencia de ver una molécula por primera vez y se lo transmiten a las niñas y así las van envolviendo a este mundo de la ciencia donde ellas se comunican con la naturaleza.

¿Dónde se dictan las clases?

Te voy a corregir (lanza una carcajada), no son clases sino talleres. Estamos tan sumergidos en el sistema convencional que consideramos que la educación es el colegio. El sistema educativo está dominado por el hecho de que si te equivocas estás descalificado y te ponen una mala nota. Nosotros no trabajamos con notas ni les decimos a las niñas que no pregunten o cómo vas a cuestionar al profesor, por el contrario mientras más pregunten despiertan más su curiosidad.

Volviendo a la pregunta, ¿dónde se realizan los talleres?

Son talleres que realizamos en la Universidad Peruana Cayetano Heredia los sábados de 10 de la mañana hasta la 1 de la tarde. Tenemos a 40 niñas de 8 a 11 años trabajando directamente con los científicos.

¿Por qué solo niñas de 8 a 11 años?

En esa ventana de edad hemos descubierto que el sentido de la ciencia se despierta. Cuando somos pequeñas aprendemos a interactuar con nuestros papás, hermanos y abuelos, entonces una niña a esa edad puede interactuar con un científico, voluntario o con otras niñas. Con esa interacción se generan nuevas ideas y los niñas pueden explorar el mundo y maravillarse de la naturaleza, de ver cómo un árbol a partir de una semilla pudo llegar a ser tan magnífico.

MaCTec viene operando desde el año 2012, ¿a la fecha cuántas niñas han participado en sus talleres?

Aproximadamente 200 niñas de Lima, Callao, Junín y Áncash.

¿Cómo pueden inscribirse las niñas a sus talleres?

Las convocatorias las hacemos a través de Facebook y evidentemente hay un efecto de que una niña MaCTec va a su colegio y todas sus amigas quieren participar. Pero solo tenemos 40 vacantes y nuestro método de selección es a través de un sorteo (al no considerar que las notas sean un indicador de capacidad, ya que cada niña es única, se procede la elección al azar).

¿Cómo pueden hacer para masificar la participación de niñas?

Los recursos que tenemos son propios, de los fundadores, actualmente nos alcanza para atender a 40 niñas y para poder llegar a más niñas necesitamos más aliados. Pero hemos establecido una alianza con HP Inc a través del cual recibimos nuestro primer fondo directo de Silicon Valley Foundation y con eso vamos a permitir la sostenibilidad de MaCTec para que llegar a más lugares y que no sea solo 40 sino más niñas.  Nosotros no cobramos, brindamos 40 becas MaCTec que cubren el material de los talleres, los servicios del científico y en algún momento quisiéramos brindar alimentos a nuestras niñas, por eso estamos buscando aliados para mejorar el programa y llegar a más niñas.

¿Han buscado apoyo estatal o participado en concursos de financiamiento con recursos públicos?

Hemos concursado pero hasta el momento no hemos ganado. Lamentablemente nuestro primer fondo no ha venido de Perú sino de Estados Unidos, de Silicon Valley Foundation gracias a una donación de HP Inc.

¿Y a qué entidad estatal postularon que no les dio fondos?

Humm, dejémoslo con la frase se dice el milagro pero no el santo. Acudimos a unos fondos concursables que no pudimos acceder, me imagino porque tendrían otras prioridades y algunas otras políticas que escapan de nuestras manos. Nosotros estamos muy dispuestos a participar en todo pero nos gustaría que haya más fondos dedicados a proyectos como MaCTec que van de la mano con la ciencia, el arte y la educación de las niñas.

Mientras tanto ¿qué proyectos tienen pensado ejecutar?

Si bien los talleres del MaCTec se desarrollan en Lima, hemos tenido alta demanda en provincias y como dice el dicho: si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña, entonces una gran idea de Javier Navarro, uno de los cofundadores y director científico de MaCTec, es hacer buses MaCTec que puedan llevar la ciencia a las niñas de zonas alejadas y vivan la experiencia MaCTec porque somos el único programa científico que apoya directamente a niñas. Lo bueno es que es un proyecto peruano y liderado por peruanos. Otro proyecto que tenemos es una alianza con Fulbright (Comisión para el Intercambio Educativo entre el Perú y los EEUU) que es una organización educativa de la Embajada de Estados Unidos que nos está dando el financiamiento para traer a científicos del mundo que tengan contacto con las niñas y eso es algo único.

Laboratoria está enseñando lenguaje de programación a adolescentes y ha logrado el apoyo de Google, tal vez ustedes sigan ese mismo recorrido…

Laboratoria es un proyecto bastante reconocido en el país, de hecho Barack Obama entrevistó a la fundadora Mariana Costa, y esperamos que Laboratoria sea un ejemplo para que muchos proyectos peruanos salgan a la luz y el mundo diga “wow, el Perú está haciendo estas grandes cosas, que un país que puede verse muy alejado de la ciencia está invirtiendo en ciencia, tecnología y en niñas”.

Johanna Johnson, cofundadora de MaCTec Perú.

 

Johana Johnson explicando sobre MaCTec en el I Encuentro de Diviulgadores Científicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *