Ricardo Morán: de la cancelación de Mad Science a producir 11 programas de TV con Rayo en la Botella

Ricardo Morán. Fuente: Facebook

Ricardo Morán. Fuente: Facebook

Ricardo Morán narró en Emprende PUCP 2014 cómo pasó de la quiebra a producir Yo Soy, La Voz Perú, La Voz Kids, Experimentores y La Banda.

“No sé si se acuerdan de Mad Science, era un programa de TV que yo realizaba a principios del año 2000 y que era mi único sustento y me lo cancelaron (en el 2006) en el momento que estaba más endeudado con el banco. Pasé dos años dictando clases de teatro y tuve que vender mi auto”, cuenta Ricardo Morán su primera experiencia como guionista y conductor en la televisión peruana.

Su padre, un piloto de avión, sabía que a su hijo no le gustaba dictar clases de teatro sino desarrollarse en la televisión. “Cuando estaba en la absoluta bancarrota en el año 2008, fue mi padre quien me dijo que no estaba tomando decisiones para cambiar mi difícil situación. Entonces, dejé de enseñar teatro y logré conseguir un trabajo en un pequeño programa de TV”, manifiesta Morán.

Al volver al mundo de la televisión pudo comprobar que “la TV está llena de gente que no consume programas televisivos, que nunca ha cambiado a los canales de cable para ver qué se está desarrollando al otro lado, aunque sea para robarse algo, pero nada de eso ocurría”.

“Si no consumes, viajas, lees libros, miras películas, si no ves a tu competencia, al mercado, entonces no tienes ninguna posibilidad para tener éxito”, sentencia Morán.

Nace Rayo en la Botella

Fue así que Morán logró conseguir un grupo de gente que consume y posee amplios conocimientos del mundo de la televisión local e internacional, lo que dio forma a la creación de la productora Rayo en la Botella.

Rayo en la Botella es una empresa que formamos siete personas que hacíamos TV cuando producimos el programa El Último Pasajero en el año 2011. Y surgió la necesidad de mantener una continuidad del trabajo que realizábamos”, expresó.

Morán manifiesta que ninguno de los integrantes de Rayo en la Botella tenía idea de cómo abrir una cuenta en un banco o declarar los impuestos ante la Sunat, ni siquiera qué significaba tener personal en la planilla, “pero aprendimos y en ese proceso nos pudo haber ido muy mal, pero felizmente no nos ha ido tan mal. Y eso es bueno”.

“El primer año producimos cinco programas de TV, que representaban 540 horas de televisión para Frecuencia Latina. Al año siguiente hicimos siete programas, y para el 2015 nos estamos preparando para realizar 11 programas en vivo y grabados con 900 horas de TV para Frecuencia Latina. Un 80% de esas 900 horas las desarrollaremos íntegras con nuestro propio equipamiento y estudios, entregando al canal solamente la lata del casette terminado, sin trabajar en las instalaciones del medio de comunicación”, comentó.

Morán recuerda que los inicios de Rayo en la Botella fueron muy modestos, al punto de que el grupo de siete miembros se reunía en los locales de Starbucks para aprovechar la conexión a Internet. Pero si bien puede parecer que un emprendimiento no se puede realizar sin el apoyo financiero de un mecenas dadivoso o un banco, en realidad eso no es tan correcto.

“Rayo en la Botella, la empresa que dirijo después de haber estado dos años en la bancarrota, empezó con cero. El primer monto que recibimos fue el adelanto de pago del primer programa producido”, señala Morán.

Si bien no había suficiente capital, “lo único que teníamos era el convencimiento, aunque podría reconocer que engañamos al canal de televisión al decirle que podíamos hacer el programa, y el canal nos creyó.  Si un consejo les sirve, es de repente saber mentir bien y ser un poco temerario”.

Este emprendimiento ha significado para Morán y su equipo un crecimiento constante año tras año, empezando de cero, llegando a obtener un capital de 25 mil dólares y “ahora se mueven cantidades muy grandes de dinero que nos ayudan a hacer lo que nosotros queremos”.

Visión

La mística del equipo de Rayo en la Botella es producir contenido para TV que les gustaría ver.

“Tratamos de hacer TV que nosotros veríamos incluso si no la hiciéramos. Si no lo miraríamos nosotros, si es un contenido que no nos gusta ver, entonces no lo hacemos. Nos gusta ser definidos más por lo que no producimos que por lo que realizamos: Aquello que nos define es cuando decimos no”, explica Morán.

El productor televisivo afirma haber recibido muchas oportunidades para producir contenidos distintos al que realiza con Yo soy, La Voz Perú, La Voz Kids, Experimentores y La Banda.

“No sé hacer programas de espectáculos, sé hacer cosas que se parecen a lo que venimos haciendo donde hay escenario, talento, actores, cantantes. No nos metemos en otros territorios. Seguimos creyendo que nos define el No antes que el Sí”, enfatizó Morán.

También señaló que no realizaría programas de TV partiendo de preguntar a la gente qué es lo que le gustaría ver en televisión o hacer focus group para identificar las preferencias de los televidentes.

“Lo que nos conduce a una verdadera innovación en emprendimiento es descubrir aquello que todo mundo quiere pero que todavía no lo sabe, aquello que no está en el mercado, que no lo ha consumido de la forma en la que nosotros se la vamos a presentar”, sostuvo Morán.

Para argumentar su postura señala que cuando uno pregunta a la gente qué es lo que quiere ver, “mencionan nombres de gente famosa y programas conocidos, o combinaciones como querer que Karen Schwarz sea la conductora del programa “Amor, Amor, Amor” o que Peluchín sea el jurado de La Voz. Aunque eso pueda funcionar, pero allí no está nuestro foco. Nuestro objetivo es descubrir aquella combinación que la gente no lo sabe. Eso es mucho más difícil, pues es fácil salir a preguntar a la gente lo que le gusta”, añadió.

Finalmente, Morán aconsejó a los asistentes reunidos en el evento Emprende PUCP 2014 a realizar actividades por las que se sientan a gusto y no guiadas solo por ganar dinero.

“Una cosa que agradezco es no sentir alguna molestia o incomodidad de poder grabar un domingo a las 7 de la noche. Son afortunados los que tienen un emprendimiento que aman hacer”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *